escobula-332-Exploraciones y misiones espaciales

PROGRAMA 332: EXPLORACIONES Y MISIONES ESPACIALES

FacebooktwitterpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterpinterestlinkedintumblrmail


Desde que se lanzó el primer satélite, el Sputnik 1, en el año 1957, comenzó una rivalidad espacial entre rusos y estadounidenses, cuyo momento culminante fue la llegada a la Luna. Nuestro invitado, Francisco Sanz Requena, doctor en ciencias físicas y profesor de física general y de termodinámica, nos llevará a lo más profundo del universo para hablarnos de exoplanetas, de los pioneros de esa conquista espacial como fueron Tsiolkovsky o Werner von Braun, de los problemas físicos que supone para un astronauta la ingravidez o las radiaciones, del descubrimiento de agua en gran parte del Sistema Solar, de la ecuación de Drake o de la misión Cassini-Huygens… Luis García Millán, ingeniero de telecomunicación que ha trabajado en el centro europeo de astronautas de la Agencia Espacial Europea en Colonia, nos hablará de la Estación Espacial Internacional (ISS), del laboratorio chino Tiangong-2, del telescopio Hubble y de la Plataforma Orbital Lunar Gateway que orbitará la Luna esta década. Guillermo Díaz nos hará una selección sui generis de sus novelas y películas de ciencia ficción desde “Pórtico” de Frederik Pohl hasta “Los cantos de Hyperión” de Dan Simmons, pasando por “Solaris”. La WikiPepa nos recomendará “Passengers”, “First Man” u “Órbita 9”. Y terminaremos con un revelador libro del astronauta Edgar Mitchell.


OBRAS MENCIONADAS DURANTE EL PROGRAMA:

LIBROS:
– ALAS ROJAS
Manuel Montes Palacios (1999)

– DE LA TIERRA A LA LUNA
Jules Verne (1865)

– 2001 UNA ODISEA ESPACIAL
Arthur C. Clarke (1968)

– MURMULLOS DE LA TIERRA: EL MENSAJE INTERESTELAR DEL VOYAGER
Carl Sagan (1978)

– ¿PORQUÉ EL ESPACIO HUELE A BARBACOA? Y OTRAS PREGUNTAS QUE SOLO UN ASTRONAUTA PUEDE RESPONDER
Timothy Pecke (2017)

– EL CAMINO DEL EXPLORADOR
Edgard Mitchell (2001)

– RESISTENCIA: UN AÑO EN EL ESPACIO
Scott Kelly (2018)

PELÍCULAS:
– NAVES MISTERIOSAS
Douglas Trumbull (1972)

– MARTE
Ridley Scott (2015)

RECOMENDACIONES DE GUILLERMO DÍAZ:

LIBROS:
– RELATOS CORTOS CIENCIA FICCIÓN
Isaac Asimov, Arthur C. Clarke, Robert A. Heinlein, Paul Anderson, Frederick Brown, Richard Matheson.

– PÓRTICO
Ferderik Pohl (1977)

– CITA CON RAMA
Arthur C. Clarke (1973)

– LA PAJA EN EL OJO DE DIOS
Larry Niven, Jerry Pournelle (1974)

– TIGRE, TIGRE: LAS ESTRELLAS MI DESTINO
Alfred Bester (1956)

– LOS CANTOS DE HIPERIÓN
Dan Simmons (1990)

– LA PATRULLA DEL TIEMPO
Paul Anderson (1960)

– SOLARIS
Stanilaw Lem (1961)

PELÍCULAS:
– INTERESTELAR
Director: Christopher Nolan (2014)

– 2001 UNA ODISEA DEL ESPACIO
Director: Stanley Kubrick (1968)

– SPACE COWBOYS
Director: Clint Eastwood (2000)

– MISIÓN A MARTE
Director: Briam de Palma (2000)

– ALIEN EL OCTAVO PASAJERO
Director: Ridley Scott (1979)

– LIFE
Director: Daniel Espinosa (2017)

– GRAVITY
Director: Alfonso Cuarón (2013)

– SOLARIS
Director: Andréi Tarkovski (1971)

WIKIPEPA:
– FIRST MAN (EL PRIMER HOMBRE)
Director: Damián Chazelle (2019)

– PRÓXIMA. PROMETO VOLVER
Director: Alice Winocour (2019)

– PASSANGERS
Director: Morten Tyldum (2016)

– LOVE
Director: William Eubank (2011)

– AD ASTRA
Director: James Gray (2019)

– ORBITA 9
Director: Hatem Khraiche (2017)


comic tintin objetivo la lunacomic tintin aterrizaje en la lunacomic tintin aterrizaje en la luna

CÓMIC:
– TINTIN: OBJETIVO LA LUNA (1950)
– TINTIN: ATERRIZAJE EN LA LUNA (1953)
Autor: Hergé

Ya lo sé, la propuesta de esta semana no es muy original, pero sin duda es una historia que todo el mundo, interesado en el espacio, tendría que leer.

En estos dos álbumes Hergé nos cuenta como Tintín y Haddock son invitados por el profesor Tornasol para ir a Syldavia, donde está realizando una misión secreta con el fin de llevar a cabo la primera misión tripulada a la Luna. Siendo el segundo álbum la historia de cómo llegan a nuestro satélite y las aventuras que les ocurren en él.

Animado por Bernard Heuvelmans y Jacques Van Melkebe, Hergé realiza una importante investigación sobre las posibilidades de un viaje a la Luna para construir dos obras que se adelantarían veinte años, con una realidad muy fidedigna, a lo que sería el primer aterrizaje en la Luna realizada por la NASA.

Heuvelmans que había escrito en 1944 el libro de ficción “L´Homme parmi les étoilés”, junto a Jacques Van Melkebeke escribieron un guión original, que sería readaptado por Hergé que quería que su historia fuera lo mas realista posible, recopilando toda la información sobre cohetes y viajes espaciales que encontraron en su momento, así como cuadros de cohetes e instalaciones atómicas, recogidas por Heuvelmans, para que su aspecto estuviera dentro de la mayor realidad, rechazando, claro está, la presencia de habitantes en la Luna, monstruos u otros elementos clásicos de la ciencia ficción de la época.

Así mismo, Hergé mantendría una importante correspondencia, buscando datos que mejoraran su historia, con el físico Alexander Ananoff, que había escrito el libro L’Astronautique (1950), o con Max Hoyaux, al que conoció al visitar el Centro de Investigaciones Atómicas de Atellers de Constructions Electriques de Charleroi, ya que era su director.

Toda la información obtenida fue la base para la descripción técnica del viaje. Añadiéndole datos de Viaje a la Luna de Jules Verne, imágenes de la película Destination Moon. Teniendo que hasta el último dato fue rigurosamente documentado y así tenemos que el sistema informático, del centro espacial Sprodj, se documentó en el UNIVAC 1, el primer ordenador construido sin fines militares, mientras que toda la imagen del Centro de Investigación Atómica Sprodj se basaba en el Oak Ridge Centre de Tenessee.

El cohete diseñado por Tornasol se basaba en las V2 alemanas de la Segunda Guerra Mundial, hasta el extremo fue fiel que incluso el color rojo y blanco que presentaba correspondía a la imagen que aparecía en el libro “German Research in World War II” de Leslie Simon.

Con todo ello construiría una maqueta del cohete, realizada por su ayudante Arthur Van Noeyen, y se la llevaría a Ananoff para que viera si era posible que aquel diseño funcionara. La respuesta afirmativa hizo que el modelo fuera dibujado fielmente a lo largo de toda la historia en cada viñeta en la que aparecía.

Así Tintín alunizaría veinte años antes del Apolo XI gracias al profesor Tornasol personaje que nació a partir de la figura de Auguste Piccard , anciano larguirucho, de frente despejada, con un importante bigote que le cubría el labio superior y con unas características gafas redondas. August Piccard era un reputado físico que se codeaba con gente como Albert Einstein o Marie Curie y que llegaría a ser director de la cátedra de física de la Universidad de Basilea. Pero parte teórico y parte aventurero no fue solo un estudioso de laboratorio, así como gran estudioso de las radiaciones cósmicas terminó construyendo una nave presurizada con la que ascendió, en mayo de 1931, 16.000 metros para recoger la mayor cantidad posible de datos de la radiación cósmica. Así mismo establecería los medios para el descenso submarino a grandes profundidades.

Realmente Piccard sería definido así por Hergé: “El profesor Tornasol es una versión reducida de Piccard, el real era demasiado alto y hubiese tenido que agrandar las viñetas”.

Para la crítica de la época estos dos álbumes se convertirían en la obra cumbre de Hergé y uniría todo aquello que fuera la base de las viñetas de este personaje: camaradería, intriga, aventuras, enseñar divirtiendo y ante todo llevar a sus lectores a mundos que a pesar de ser fantásticos se nos mostraban como totalmente reales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *