escobula-312-asedios a castillos

PROGRAMA 312: ASEDIOS A CASTILLOS

FacebooktwitterpinterestlinkedintumblrmailFacebooktwitterpinterestlinkedintumblrmail

Lo de asediar, sitiar o asaltar un castillo nunca ha sido tan fácil como en este programa cargado de numerosas historias bélicas. Grabado en el cine-teatro Fray Luis de León, en Belmonte (Cuenca), hablaremos de su impresionante castillo medieval con Lourdes López Porras que, además de alcaldesa, es una profunda conocedora de la historia de su pueblo con referencia a personajes tan importantes como el primer marqués de Villena, el infante Don Juan Manuel o el tío Camuñas. También contaremos con la presencia de David Cuevas Faura, experto en recreación histórica, para que nos hable de la vida cotidiana del siglo XV y del armamento que se utilizaba. Y con el historiador militar Rubén Sáez Abad para adentraremos en el mundo de las máquinas de asedio, como eran los puentes levadizos, las catapultas o el trebuchet.

Carlos Canales hablará de las diferentes defensas de los castillos a la hora de evitar ser asediados. David Sentinella sobre algunos fantasmas (o bichos) que dicen habitar ciertos castillos. Jesús Callejo sobre los particulares asedios que practicaban los mongoles y Juan Ignacio Cuesta nos cantará una canción de Juan del Encina y otra referente a Jorge Manrique, mientras Félix Dativo, profesor de literatura, narrará la muerte, precisamente en un asedio, de Jorge Manrique en 1479 donde… le firieron de muchos golpes, e murió peleando cerca de la puertas del castillo de Garcimuñoz.


OBRAS MENCIONADAS DURANTE EL PROGRAMA:

LIBROS

– LA COCINA DEL CID
Miguel Ángel Almodóvar (2007)

– COPLAS POR LA MUERTE DE SU PADRE
Jorge Manrique (1501)

– TRATADO DE CASTELLOLOGÍA
Iñigo Fajardo López-Cuervo y Santiago Fajardo Gómez de Travecedo (1996)

PELÍCULAS

– HERMANO SOL, HERMANA LUNA
Franco Zeffirelli (1974)

– EL CRIMEN DE CUENCA
Pilar Miró (1981)

– REGRESA EL CEPA
Víctor Matellano (documental)


soy el cepa estoy vivo

SOY EL CEPA, ESTOY VIVO: DEL CASO GRIMALDOS AL CRIMEN DE CUENCA.

Coordinado por Pepe Alfaro

Autores: Migue Ángel Encinar del Pozo, Ángel Luis López Villaverde, Francisco Javier de León Villalba, Pepe Alfaro, José Luis Muñoz, Pablo Pérez Rubio, Emeterio Díaz Puertas, Victor Matellano y Juan Antonio Porto.

Cineclub Chaplin (2019).

“¡Otro libro sobre El Crimen de Cuenca! Así, expresado con cierto desdén, una ligera hartura y quizás un punto de curiosidad puede ser la reacción del sufrido lector ante las páginas que en este momento sostiene entre sus manos”, así inicia la presentación de éste libro Pepe Alfaro su coordinador, valorando que este caso se convertiría en uno de los más mediáticos en la España convulsa en que se vivió, siendo una imagen de una historia de las dos Españas que parece nunca encontrar el fin.

El 7 de diciembre de 1981, Pilar Miró estrenaba la película “El crimen de Cuenca” en la capital conquense. La película empezaba con una advertencia pues deseaba no ser ofensiva para los habitantes de ésta ciudad, pero no fueron solo los conquenses los ofendidos con esta película sino que se vieron afectados muchos más por los aspectos históricos, sociales, jurídicos, políticos, culturales y periodísticos que quedaron reflejados entre sus imágenes.

Nueve autores nos traen el valor y el significado del caso Grimaldi, por encima de la propia película de Pilar Miró, realizando un análisis de los distintos elementos históricos, jurídicos y sociales, que quiso tratar la directora de cine en su película, pero siendo analizados, en este momento, de una forma concluyente. El libro se cierra con un trabajo de Víctor Matellano que nos desgrana como fue su propio documental, sobre la obra de Pilar Miró, y de cómo una época llena de temores e incertidumbres se presentarían en una obra primero prohibida, después perseguida y por último admirada.

El caso del Cepa ha sido base para todo tipo de películas, libros, crónicas, reportajes y artículos periodísticos que queriendo explicar los matices existentes detrás de él, parece no encontrar nunca un final, aunque este libro pueda ser un punto y final a este caleidoscopio temático que parece no tener fin, o tal vez no, el tiempo nos lo dirá, pero sin duda se ha convertido en consulta bibliográfica obligada para aquellos que quieran acercarse a un caso tan emblemático. Como el tratado.


guía oficial del castillo de belmonte

GUÍA OFICIAL DEL CASTILLO DE BELMONTE: DE DON JUAN PACHECO A LA EMPERATRIZ EUGENIA DE MONTIJO.

Miguel Salas (2017)

El 16 de julio de 2010 se completaría la primera fase de las tres etapas previstas de rehabilitación del Castillo de Belmonte. De estilo gótico mudéjar fue mandado construir por Don Juan Pacheco, primer marqués de Villena y III señor de Belmonte, en 1456; siendo el hombre de confianza del Rey Enrique IV de Castilla.

En aquella época el castillo de Belmonte se convirtió en la cabeza del marquesado de Villena, en su máximo momento de esplendor territorial. Constituyéndose entre 1445 a 1480 la demarcación feudal más importante de Castilla.

El Castillo permitirá ver como se vivía en aquella época desde la guerra de sucesión de Castilla, entre la princesa Juana de Trastámara, “La Beltraneja”, y su tía Isabel, “La Católica”, una época convulsa que duraría hasta la caída de Granada. Época que mantendría la importancia de los señores de Belmonte, en este caso Diego López de Pacheco, segundo marqués de Villena, capitán general de la frontera en la reconquista de Granada.

Así mismo, el castillo sería nuevamente importante, en la segunda mitad del siglo XIX, cuando Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia, viviría entre sus muros, iniciando la primera restauración del mismo.

Este proceso histórico nos llevaría hasta la actualidad donde el Castillo de Belmonte es considerado como Monumento Nacional de Interés Histórico Artístico en 1931 y Bien de Interés Cultural. Obteniendo posteriormente la Medalla de Oro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos entregada en 2012 por el trabajo de rehabilitación y musealización del mismo, así como el premio a la “promoción de Cuenca” concedida por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Cuenca en 2014.

Miguel Salas, el autor, nos acerca a sus valores históricos y arquitectónicos únicos, como son sus impresionantes techumbres mudéjares, su bestiario medieval o su original diseño arquitectónico, hasta curiosidades como que fuera el castillo en el que se rodó la película del Cid, interpretada por Charlton Heston.

Sin duda sus salas y anécdotas históricas se encuentran desgranadas en este trabajo impreso que permite al visitante vivir más de cerca el valor del castillo de Belmonte y al curioso conocer mejor la historia y cultura de este hermoso pueblo conquense.


comic el cidcomic el cid

COMIC:

EL CID
Antonio Hernández Palacios (1971-1984)

El trabajo de Antonio Hernández Palacios siempre destacó en cualquier medio en el que se expresara. Formado en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando iniciaría su trabajo como historietista pero la guerra civil interrumpió su carrera en este campo y a su término se inició en la ilustración de carteles de  cine lo cual le daría un control sobre el espacio y el color que marcaría su obra.

El campo publicitario le daría una versatilidad en el dibujo que permitiría un gran renombre y prestigio, pero una actividad demasiado rutinaria le llevaría a hastiarse de la publicidad y replantearse su obra. En los años 1960, con la llegada de trabajos de cómic a nivel europeo a nuestro país, decide volver al mundo del cómic, y así con el nacimiento de la revista Trinca, un intento de traer buen cómic adulto a España recuperando a los grandes autores españoles dispersos por toda Europa, se planea una nueva etapa en su obra creativa. Y en ella empezaría con su obra icónica Manos Kelly, historia cercana al espagueti western y posteriormente la serie El Cid a la que nos referimos.

Sin duda con el Cid recuperaría un dibujo histórico digno de otras épocas historietísticas. No vamos a decir que el guión del Cid fuera un trabajo histórico totalmente documentado, pero su integración de la ficción entre los datos reales pondría este trabajo, con mucha facilidad, al mismo nivel que muchas noveles históricas, que hoy son muy valoradas.

Sin embargo la concepción gráfica nos trae esa época de los castillos, de sus asaltos (inolvidable la parte dedicada a la Toma de Coimbra) de personajes reales y ficticios que se solapan perfectamente y que nos trae ese mundo entre medieval y mitológico que sería la base para el verdadero mito de ese personaje histórico lleno de luces y sombras que fue el Cid Campeador.

Si traemos este trabajo aquí no sólo es por la ambientación que reúne sino por la estética de esa Edad Media, asociada a los castillos, que tanto nos atrae y que tanto nos hace soñar. Además el trabajo realizado por la Editorial Ponent Mon, en la actualidad, realizando un tomo integral con toda la obra de Antonio Hernández Palacios sobre este personaje, recuperando los dibujos originales y los colores únicos pintados a mano por Hernández Palacios, crearán una sensación muy especial en el lector, la de la admiración total ante esta obra.

Lo reconozco no soy imparcial. El conocer al autor en su época siempre me convirtió en un seguidor fiel de sus trabajos, incluso de los trabajos de western, género que me aburre, pero su capacidad de contar historias y de llevarlas al papel fue la razón de que se convirtiera en uno de los dibujantes españolas más valorados en toda Europa.

Antonio no sólo fue un gran artista sino que la muerte se llevó una gran persona. Pero eso sí por suerte nos quedan sus trabajos, que serán inmortales, como esas cuatro obras inimitables que recogen las aventuras del Cid Campeador y su mundo medieval (Sancho de Castilla – 1971-; Las Cortes de León –1972-; La toma de Coimbra – 1973-; La cruzada de Barbastro –1984).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *